presentación-expedi-vazquez-don-nadie-(19)_p

Los huertos sociales, el parque Osset y el Monumento acogen las andazas de los personajes de «Don Nadie y la coraza helada»

#Teatro 23/01/2020

El escritor onubense Expedi Vázquez presentó su última novela en la Biblioteca Municipal Mateo Alemán de San Juan de Aznalfarache. Tanto San Juan como Mairena y el entorno de la ribera del Guadalquivir son protagonistas de este libro que en realidad esconde dos historias, la de don Nadie y la de la Coraza helada, que es la que discurre en buena medida en San Juan de Aznalfarache. Vázquez ya ha presentado en San Juan otras dos obras suyas, la última, hace unos meses «Estraperlo».

presentación-expedi-vazquez-don-nadie-(22)_p

Tan protagonista es San Juan en esta novela que los huertos sociales marcan el recorrido  de alguno de sus protagonistas y la contraportada está ilustrada con una imagen de la virgen que ocupa el último altar del parque Osset. Las dos historias transcurren en tiempos diferentes y aparentemente alejadas las una de la otras, hasta que en un punto del texto se cruzan completando el paiseje de la obra.

El autor quiso explicar el origen del título de la segunda de ellas, La coraza helada, para lo que relato una leyenda sobre el rey Almutamid, que en uno de sus paseos fue sorprendido, con esa frase por que que acabaría siendo su esposa, Itimad. También habló de los misterios y leyendas que recorren la zona de boca en boca y que nadie ha sabido demostrar, pero tampoco desmentir, los distintos túneles que comunican algunos espacios de Sevilla, entre ellos uno que llegaría hasta el castillo de San Juan, el actual Monumento.

La novela también está recorrida por dos temas sobre los que el autor aprovecha para dejar su opinión crítica, el estado de abandono de algunas propiedades de la Iglesia, especialmente en los pueblos, y la enorme cantidad de personas que desaparecen a diario en España, incentivado por la lectura de la novela «Invisibles», de la jueza Graziella Moreno.

El barrio bajo, Vistahermosa, Valparaíso y sobre todos el Monumento y los huertos sociales, 72 parcelas, como explicó Expedi Vázquez, son fácilmente reconocibles en esta novela.