Fresquito-y-comedor-2019-(21)_p

En verano en San Juan es «Fresquito»

#Juventud #Colectivos 23/08/2019

Unos 60 niños y niñas de San Juan de Aznalfarache han participado este año en la nueva edición del Programa Fresquito que incluye actividades matinales y comedor. Desde las 10:00 hasta pasadas las 15:30 han disfrutado de actividades temáticas sobre cooperación, medioambiente y reciclaje, música o paz y desarrollo, con fiestas del agua y miércoles de disfraces. Además de una comida sana y equilibrada gracias al servicio de comedor que ha gestionado ACPP.

Fresquito-y-comedor-2019-(10)_p

«En el Fresquito, cada verano,

no paramos de jugar;

También tenemos un comedor,

donde comes tú, donde Comoyo,

con cuchara y tenedor».

Estas frases se han convertido en el himno del comedor de Fresquito. Una melodía pegadiza y muchas ganas de pasarlo bien han convertido la cita de Fresquito en un encuentro deseado por los niños de San Juan que pasan allí las mañanas de lunes a viernes desde el 26 de julio al 30 de agosto.

«Durante estas semanas hemos llorado, de emoción y de alegría, nos hemos reído y hemos conseguido hacer un equipo compacto entre los monitores y eso se transmite a los niños», explica Mayte Sanz, coordinadora del servicio de comedor y autora del himno. Las palabras de Óscar Olomo, el coordinador del programa Fresquito que ocupa las primeras horas de la jornada, no son muy distintas de las de su compañera: «estos niños son muy cercanos, demandan mucho cariño y también te lo ofrecen. Mucho más que en otros campus de verano en los que he trabajado».

Los niños proceden de distintas zonas de San Juan y algunos se conocía y otros no. A pesar de eso y de que los comienzos siempre resultan difíciles, el equipo ha contado con la colaboración inesperada del fantasma del comedor, un devorador de miedos, que ha permitir normalizar algunas situaciones y contar de paso con herramientas para que los monitores pudieran hacerles frente.

La mañana comienza con una recepción en el patio delantero del Ceip Esperanza Aponte, que acoge en 2019 las actividades de la escuela de verano. «El patio es el más fresquito del centro a esa hora», explica Olomo. En el aula, ya divididos en tres grupos por edades. Realizan una pequeña asamblea en la que las monitoras, pertenecientes al programa Emple@30+ de la Junta de Andalucía, exponen los contenidos que van a trabajar ese día y escuchan a los niños.

Esta semana, la quinta de funcionamiento del programa han trabajado la seguridad vial y tras recordar las señales de tráfico más importantes, sobre todo a los más pequeños, de 4 y 5 años, salieron al patio del centro donde hay dibujado un circuito para poner en práctica sus conocimientos. Habían preparado vehículos, realizados en cartón para los más pequeños, mientras que los mayores (6-8 y 9-12 años) pudieron llevar sus patinetes para circular.

Pero cada semana ha estado tematizada con una idea de trabajo. «Nos hemos coordinado muy bien entre el grupo de monitores del programa y los de comedor para que el trabajo de cada día tuviera continuidad durante toda la jornada y los niños no notarán el cambio de un grupo a otro», explica Sanz, responsable de Comoyo.

En la primera semana se trabajaron temas relacionados con la cooperación, en la segunda fue la interculturalidad y los niños eligieron a los indios americanos para trabajar este concepto. El medio ambiente y el reciclaje también sirvieron de hilo conductor y por ese motivo, esa semana guardaron los yogures del viernes para convertirlos en maracas la siguiente semana, que estuvo dedicada a la música. En esta semana además de la seguridad vial han hablado de paz y desarrollo y han celebrado la fiesta de los piratas. Y es que cada miércoles celebran una fiesta de disfraces, en la que hasta el último participante se tematiza. La próxima semana será el carnavalito de Fresquito.

Pero las horas finales, las que marcan la transición entre Fresquito y el comedor son, seguramente, las más esperadas por los niños. Todos los días celebran la fiesta del agua, «hasta 600 globos diarios llenamos para que disfruten y se refresquen antes de comer», señala Mayte Sanz.

El programa concluye con el mes de agosto, aunque para la última semana ya han preparado sorpresas que harán inolvidables estos últimos días de un verano fresquito, divertido y bien alimentado.

El programa Fresquito es una actuación financiada por la Junta de Andalucía y por el Fondo Social Europeo procedente del Programa Operativo FSE Andalucía 2014-2020.

El comedor Comoyo está organizado por Asamblea de Cooperación por la Paz en Andalucía y cuenta con la financiación de la consejería de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación de la Junta de Andalucía a través del programa de Solidaridad y Garantía Alimentaria.